Marca Amable
noviembre 8, 2014 Blog No hay comentarios

Pocas veces en la historia de la humanidad un grupo de población ha conseguido tantísimos avances y tan rápidos en la normalización e integración social como el LGBT. Justo estos días (28 Junio) se celebra a nivel mundial el GAY PRIDE, por ese motivo estas breves reflexiones que incluyen aspectos humanos y económicos.

El segmento Gay (LGBT) ha conseguido en 45 años -en el mundo occidental- derechos y aceptación que a otros grupos –en la mente de todos- les han costado en algunos casos 2.000 años y en otros más de 500. Somos un país virtual de más de 700 millones de personas, que pertenecemos a todas las religiones, ideas políticas, clases sociales, niveles culturales, grupos étnicos o raciales y llevamos en nuestro ADN un concepto de “solidaridad“ implícito muy poderoso.

Somos un grupo que supera el gasto en viajes del primer emisor del mundo, que es China, en un 64%. Viajamos 3 veces más que la media, no somos más ricos pero tenemos más renta disponible por no tener cargas familiares (de momento) y nuestra desestacionalización para viajar supera en un 80% al resto de la población. Según datos del World Travel & Tourism Council crecemos a un ritmo de casi el 11% anual frente al casi 5% del turismo general (5% del cual también somos parte). No tenemos herederos directos (de momento) y gastamos en nosotros mismos de forma muy evaluable y medible. Se llega a nosotros por canales muy identificados.

No significamos ninguna amenaza para la familia, nuestro derecho a casarnos no limita el derecho de ningún tercero, y lo más importante…no hemos elegido ser Gays o Les. Somos muy fieles a quien nos trata bien, sean empresas, marcas o destinos y somos muy virales al ser los principales usuarios de las nuevas tecnologías. La mayoría de las empresas del Dow Jones y el Nasdaq nos hacen guiños y nos apoyan de forma incondicional (les invito a que pongan estos días “GAY” en su buscador Google y verán que pasa con su pantalla). Las más grandes empresas del mundo se han dado cuenta que no solo podemos incrementar su cuenta de resultados, también se han dado cuenta que grandísimos profesionales Gays o Les en sus stafs directivos se vuelcan en la compañía si están cómodos con su condición sexual y no tienen que pensar en mentir sobre ella u ocultarla.

El ostentar cargos en lo más alto de las empresas, los gobiernos, la política, la diplomacia, la investigación, la pintura, la música, la literatura, el cine, la arquitectura, el diseño, …..ha hecho nacer una corriente de Responsabilidad Social Corporativa que hace 10 años sería impensable salvo en las empresas pioneras como IBM, que lleva más de 25 años haciéndolo. El efecto dominó de la normalización ahora es de arriba hacia abajo.

Justo lo contrario que en la última década que era de la reivindicación desde la calle hacia los políticos y la sociedad.

En este momento histórico conviven dos modelos de “acción” para la llegar a la integración, con necesidad urgente de reciclaje de los activismos radicales. Por un lado están los colectivos, en mi opinión enormemente politizados, y que no representan a todos los LGBT, lo cual no quita ni un milímetro de mérito a su labor de años, y de otro lado las iniciativas de lucha no agresiva y personales de “iconos” sociales que de motu propio han dado el paso de “salir del armario”. A ellos se unen gobiernos y compañías. Se ha iniciado una corriente AMABLE espontánea en los últimos años en los que relevantes miembros de la sociedad, que destacan por sus impresionantes trabajos y logros en el mundo de la ciencia, deporte, el arte, la alta política, el emprendimiento, la tecnología… han querido decir al mundo “Y ADEMÁS SOY GAY O LESBIANA , ¿Y QUÉ?”

Esto ha servido para cambiar opiniones y formas de pensar como la del Presidente Obama, la Reina de Inglaterra, el propio Papa Francisco, el conservador George Bush, cientos de jueces, legisladores, senadores y votantes…y a la sociedad en general..

Últimamente se ha sumado la Casa Real Española cuyos Reyes hace menos de un mes – aun como Príncipes de Asturias – apoyaron incondicionalmente la 31 Convención Mundial de IGLTA (International Gay & Lesbian Travel Asociation) que se celebró por primera vez en la Historia en Madrid y en España y de la que teníamos el honor de ser responsables. Por supuesto las 3 administraciones la apoyaron también al máximo nivel.

Los avances están sucediendo a velocidades de vértigo que ni los propios LGBT tenemos tiempo de asimilar. El nuevo embajador de los Estados Unidos en España, Mr. James Costos, ha realizado jornadas de trabajo con la comunidad LGBT y el 17 de Mayo “Día mundial contra la homofobia”, al igual que en otras muchas embajadas USA del mundo, izó la bandera del Arcoiris junto con la bandera americana en la sede diplomática. Todo un gesto que hace pensar en la solidaridad con los que sufren.

Cada día nos despertamos con nuevos países que aprueban el matrimonio igualitario, estados en América que declaran inconstitucional prohibir que dos personas que se quieren se casen, leyes que igualan derechos sociales, médicos, de seguros, de prestaciones cónyuges en grandes compañías… Por supuesto, también hay días que recibimos noticias como las leyes homófobas de Uganda, Etiopia, Somalia… pero de inmediato tienen respuestas masivas de los gobiernos occidentales que les recriminan y hasta sancionan económicamente, haciéndoles presión para que reflexionen.

Es obvio que queda muchísimo por hacer, pero en un año -desde el GAY PRIDE del 2013 al día de hoy- la balanza de logros es 100% a favor de que la sociedad está avanzando de la única forma posible, humana, lógica e irreversible. Siento mucha pena por los adolescentes que tienen pánico a mostrar cómo son, debemos ayudarles desde los casos de éxito social, desde el cariño, sin victimismo, desde la familia y el entorno. Con la más absoluta NORMALIDAD. Ell@s no van a cambiar por mucho que se oculten y se nieguen a sí mism@s o ante los demás como son, solo sufrirán de una forma cruel inmerecida y eso no es justo porque ell@s no lo han elegido y no hacen mal a nadie. En nuestras manos está que gente de nuestro entorno familiar, social, laboral…. sea un poco más feliz… y nunca olviden, estimados lectores que: “INTELIGENCIA Y HOMOFOBIA NO SON COMPATIBLES”.

Publicado en También Somos Así

Written by Fitur